Se va el 2018, llega el 2019, un proyecto de ley para combatir la violencia en el fútbol recorre los despachos del Congreso y el mercado de pases es la vedette del momento.

Mientras que en las canchas argentinas la pelota descansa, el único equipo en competencia es River, que en Dubai trata de superar el mal trago de la derrota contra el Al Ain, representante de una liga menor en el mundo del fútbol, y no alcanzar el objetivo de jugar la final del campeonato mundial de clubes contra el Real Madrid. Continuán las repercusiones de la victoria del 9-12 ante Boca en la final de la Copa Libertadores en el partido de la historia de los dos clubes más populares del país.

Mientras que en Nuñez, directivos e hinchas preparan un gran festejo para cuándo los dirigidos por Gallardo pisen nuevamente tierras argentinas, en la Boca las brasas de la derrota siguen prendidas y el malestar de los socios e hinchas contra la dirigencia se siente en cada rincón.

El nuevo manager, el ex zaguero Nicolás Burdisso, es visto, por ahora, como una llave térmica que las autoridades del club pusieron para que evite males mayores.

Sin embargo faltan decidir cosas importantes: quién va a ser el director técnico, cuáles son los jugadores que se quedan y cuáles los que se van (y eventualmente cuáles llegarán), más la incertidumbre económica del país que impide una generosa planificación del 2019.

En las últimas horas el veterano José Pekerman (69 años) le dijo no al ofrecimiento de Boca, y hoy por hoy, de los nombres conocidos, quedan solo dos, Gustavo Alfaro y Eduardo Domínguez.

Alfaro de buena gestión en equipos chicos, tiene un buen presente en Huracán, pero más de un dirigente oficialista y también de la oposición recuerdan su estrepitoso fracaso en otro grande, San Lorenzo de Almagro, cuándo planificó un plantel con varias figuras, pero en el ocaso de sus carreras.

Eduardo Domínguez, escaló posiciones ante la negativa de los otros candidatos, es el yerno de Carlos Bianchi, y quedó como una alternativa en caso de que no cierren con Alfaro. En una foto que publicó en Instagram el doctor Jorge Batista, aparecen Bianchi, su mujer Margarita y los ex ayudantes Ischia y Veglio, el PF Julio Santella y varios amigos más junto a Domínguez, es más que sugerente. Las redes no pararon de comentar la imagen. “¿El nuevo cuerpo técnico de Boca?”. “¿Está en la foto el nuevo DT?”. Por si falta algo más, el PF de Domínguez es Pablo Santella…

Pero por fortuna el fútbol argentino no son solo River y Boca y ya hubo ruido en cuanto a transferencias con una señal, mayoría colombianos: San Lorenzo se aseguró a Gustavo Torres y traería dos paisa más, Talleres trajo al colombino Dayro Moreno, Estudiantes tiene a Enzo Kalinski y al también colombiano Edwar López. Lanús repatrió al eterno José Sand.

Al mismo tiempo, que emigran dos figuras locales el Pity Martínez a Atlanta United y Maximiliano Meza al Monterrey de México.

PROA Al Futuro RADIO. Producción General: Ricardo Adolfo Ferradas. Dirección Periodística: Marcelo Muchi

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here