En el mundo de la cerveza artesanal argentina se comenta que personas vinculadas a una empresa monopólica del sector se acercan a sus fábricas para buscar colaboradores a una propuesta que consiste en invitar a vender su producto en su patio cervecero.

Esto trajo preocupación en el sector y la presentación de una denuncia en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia por  “abuso de posición dominante”, es decir conductas anticompetitivas.

Hay mucha inquietud entre los cerveceros artesanales porque nadie sabe bien qué es lo que va a pasar.

PROA AL FUTURO RADIO consultó a uno de los creadores de una de las marcas de cerveza artesanal líderes y manifestó que “por un lado me parce una iniciativa excelente, muy positiva porque le da lugar y visibilidad a una cervecería y un canal comercial; pero por otro lado me genera algo de escepticismo porque en su modelo comercial insisten como forma estratégica y rutinaria en ofrecer descuentos importantísimos a los puntos de venta haciendo uso del poderío económico que tienen a cambio de exclusividad. Es decir esa invitación no se condice con su forma de pensar, sino que es un hecho aislado para mostrar una imágen que no refleja la realidad de su estrategia comercial”.

En Argentina existe una ley que es la de Defensa de la Competencia que establece cuáles son las prácticas permitidas y cuáles no. Y esas prácticas comerciales de las grandes cervecerías es lo que se llama «abuso de posición dominante» y está prohibido y penado por esa ley.

La persona consultada por este medio agregó que “el Estado argentino a través de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que depende de la Secretaría de Comercio, desde hace varios años está investigando y tiene un caso contra esa empresa dominante en el mercado por abuso de posición dominamte y aunque no creo que los fiscales que llevan adelante el caso vayan a desestimar al mismo por el hecho de una actitud aislada de ofrecer una canilla en un patio cevecero propiedad de la cevecería, pero sí creo que puede influir en la opinión pública. Insisto me parece buena iniciativa pero me resulta sosprechosa para quienes sabemos el trasfondo.

Por último vale decir que la empresa dueña de esta iniciativa opera en todos los países del mundo y fue en varias oportunidades fue investigada y multada por abuso de posición dominante, que es una práctica muy usual en la industria porque está muy concentrada y los grandes jugadores hacen abuso del poder que tienen.

Mientras tanto otro importante productor cervecero artesanal consultado fue muy ocurrente al hacer la siguiente propuesta: «a la invitacion de una canilla para nosotros contestamos con otra invitación, y es que cumplan con la Ley de la Competencia y nos dejen de hacer trampa».

Los cerveceros artesanales que participen estarán siendo parte de una estrategia que los complicaría en el futuro?. Podrán las marcas dominantes que poseen más de 97% del mercado cumplir con la ley y permitir que sus distribuidores puedan comerciar también otras marcas cerveceras pymes argentinas?

Las fichas ya están sobre el tablero. Ahora hay que ver cómo se mueven las piezas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here