La ex esposa y jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado renunció a la querella en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Lo hizo efectivo a través de un escrito dirigido al juez federal Julián Ercolini. La magistrada y representante de la querella de las hijas de ambos, Kala y Lara, explicó los motivos de su decisión, basados en tres ejes que manifestó en el escrito: salvaguardar el núcleo familiar, una serie de amenazas recibidas durante los últimos meses y la tranquilidad de que la investigación sigue su curso.

PROA Al Futuro RADIO. Producción General: Ricardo Adolfo Ferradas. Dirección Periodística: Marcelo Muchi

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here