Cuando refiero a un hecho histórico, siempre analizo lo que ocurría simultáneamente. Eso se llama poner en contexto.

Sobre todo cuando se trata de un hecho que ha sido tomado por el revisionismo o ha sido objeto funcional a la “grieta” historiadora de cada época.

Por ejemplo, en épocas de Rosas ocurrió la famosa batalla de “La Vuelta de Obligado”. Un hecho que puede tomarse según quien te lo cuente.

Mi método, para no entrar en polémicas estériles e irrespetuosas con la vida y la historia de los próceres, es analizar TODO el contexto.

Lo cierto es que en la época del Restaurador de las leyes y la Santa Federación, la avanzada de la flota anglo-francesa pasó las cadenas y fue recibida con ansias de libre comercio por Corrientes y el interior profundo del Paraná. Es un hecho, no relato. Prueba de ello se ve muy pocos años después, cuando Ingleses y Franceses realizan el milagro de los ferrocarriles en todo el país.

Simultáneamente, también ocurría que la corona británica se hacía de Las Malvinas sin disparar un solo cañonazo poniendo a Pinedo en fuga, con la Goleta Sarandí cargada con el destacamento que no supo cumplir con el deber de ejercer la soberanía en las islas. Datos simultáneos que matan relato.

Siempre hay que analizar cómo y dónde vive y muere cada personaje, y su contexto, si es que queremos entender. Porque nada sale de un repollo mas que el repollo.

Siempre me pregunté las razones reales por las que San Martín abandonó la Argentina. También porqué Rosas nunca volvió al país y murió en Inglaterra, luego de declamar para la tribuna tanta antipatía.

Es que el jueguito para la tribuna existe desde antes de Francisco Pizarro!!

El dato que podríamos entender como móvil de la política y denominador común de todos los hechos históricos, deja a los personajes siempre detrás del mismo objetivo. Intereses económicos ocultos tras épica patriótica.

Por supuesto que hay excepciones como la de Belgrano (para mi el verdadero padre de la Patria), por citar un gran ejemplo. Pero la constante se podría graficar a la política de ayer, hoy y siempre, como ratones en pugna por el gran queso. Es lo que ha movido y mueve al mundo de los ratones en pugna.

Salvando las distancias entre los próceres de antaño y “los de ahora“, en la actualidad, es mas evidente y claro que lo que realmente cuenta, ES LA PLATA.

A tales límites, que ni se la cuenta, SE LA PESA en bolsos!!

Esta semana nuestro intendente acusaba a la gobernadora de venir a Pehuajó sin previo aviso y de deberle quichicientos no se cuantos millones por esto y chotocientos millones de pesos por aquello. La danza de cientos de millones era obscena al oído, sin embargo, era pronunciada con una naturalidad pasmosa, propia del ratón que pugna por el queso después de haber perdido las referencias. Total, nadie entiende un cuerno cuando el líder despotrica.

Los que no sabemos nada ni entendemos sobre política tenemos una conciencia distinta, la de quienes no han perdido la capacidad de asombro a pesar de oír mentiras permanentes.

Todos tenemos lo que merecemos. Con la visita de la gobernadora quedó bien claro. Somos artífices de nuestro propio destino.

Como te ven te tratan, dice Mirta, si te ven mal te destratan, si te ven bien te contratan.

Parece que Casares, Henderson, Daireaux y demás localidades bonaerenses eligieron otro estilo de convivencia. Mas amigable y civilizado sin importar los signos políticos.

Nosotros tenemos otra impronta, parece. Un poco mas adolescente y descortés. Veremos cuales son los resultados. Tiempo al tiempo.

La política no debería tener el control y la administración de los fondos para obras de infraestructura. Debería auditar, pero no gestionar y administrar desde el Estado. Está a la vista lo que ocurre cuando se pone una navaja en manos de un mono.

Podemos ver como se concentra el poder, como se eliminan los organismos de control y como empiezan a volar bolsos por sobre los tapiales de los conventos.

Ratones en pugna.

Cuando el poder se concentra en la política, la gestión y administración dejan de ser auditada.

Poder legislativo convertido en escribanía, presupuesto abultado por todas las cajas recaudatorias, cooperativa eléctrica, empresa vial de mantenimiento de caminos, recolección de residuos…

Como a lo largo de la historia, discusión adornada de épica patriótica, pero la verdad de la milanesa siempre refiere a la lógica del ratón en pugna por capturar caja recaudatoria.

El queso de Rosas era el control de la Aduana de Buenos Aires, el gruyere de los próceres actuales lo dejo a tu criterio.

La justicia es lerda… pero llega. Tarde a veces, pero llega.

Juan Martín Perkins.

PROA AL FUTURO RADIO es una producción de Ricardo Adolfo Ferradas. Dirección Periodística Marcelo Muchi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here