Por: Leticia Muñoz para Diario Norte

«No queremos ver cómo pasan los barcos frente a nuestras provincias”

Junto al gobernador Capitanich, el mandatario santafesino destacó la decisión presidencial de conceder a las provincias la administración de la estratégica vía fluvial. Lo que viene y las cuestiones álgidas por resolver.

Casi dos meses pasaron desde el anuncio hecho por el presidente Alberto Fernández en Santa Fe, sobre la redefinición en la administración de la hidrovía Paraná-Paraguay, con una decisión firme y federal: otorgar a las provincias por cuyos territorios pasa la vía fluvial un rol protagónico y beneficios por la explotación de ese recurso estratégico. Ayer, en Resistencia, los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco) y Omar Perotti (Santa Fe), analizaron las acciones y la planificación para concretar aquel anuncio, en un contexto que tiene como horizonte cercano la licitación pública para una nueva concesión del dragado y balizamiento.

«No queremos ver cómo pasan los barcos frente a nuestras provincias”, definió con énfasis Perotti ante la pregunta de NORTE acerca de definiciones en el rol que asumirán las provincias. Fue durante la conferencia de prensa posterior a la cumbre de gobernadores con la firma de un convenio marco histórico para la planificación y el manejo de los recursos hídricos.

El mandatario santafesino resaltó la importancia de otorgar a los puertos provinciales el rol clave que demanda el movimiento de sus producciones regionales, sin que las cargas deban recurrir a puertos del sur. “Cerca del 80% (del tráfico fluvial de cabotaje) se genera en los puertos de nuestras provincias, pero podría ser mucho más. Sobre todo de Santa Fe hacia el Norte, que es la etapa a profundizar en el desarrollo federal de la hidrovía”, indicó.

Precisamente, para profundizar el federalismo, consideró fundamental el desarrollo de la hidrovía desde Santa Fe al Norte, para que los beneficios lleguen a las provincias de esta región. “Estamos en discusiones futuras de este desafío de estructurar un esquema con contenido federal, y participación de las provincias. Y que esa misión no sea sólo sentarse en una silla de discusión. Es lo que cada una de las provincias le puede aportar a sus economías y al conjunto de la economía nacional”, subrayó.

Por eso resaltó que la nueva concesión no será sólo a una empresa que se encargue del dragado y balizamiento, sino que ante todo será “la responsable de ayudar a que los productos regionales tengan el menor costo para llegar al mundo”.

Así, consideró que será clave el trabajo del Ministerio del Interior en la coordinación y representación de las provincias. “El proceso requerirá de los tiempos apropiados. Es una oportunidad y creo que las provincias pondrán lo mejor para colaborar en la estructuración del mejor desarrollo posible de la hidrovía, lo que significa tener un buen pliego y seleccionar un buen operador”, describió.

Discusiones de fondo

También ante la pregunta de NORTE, el gobernador Capitanich recordó que la concesión actual vence el 30 de abril de 2021. “Los plazos requieren la elaboración de los pliegos, la redefinición del rol de las provincias signatarias y una discusión más profunda vinculada a los tratados internacionales”, enumeró. De esa manera se refirió a los desafíos de los países que comparten la hidrovía de 3.442 kilómetros de extensión (Argentina, Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay).  

Luego de mencionar la importancia geopolítica de la región donde está inserta la hidrovía, el mandatario chaqueño consideró fundamental resolver múltiples cuestiones complejas con actores a nivel internacional y nacional. En ese punto, indicó el trabajo conjunto que deberá hacerse con varias áreas del gobierno nacional (Interior, Obras Públicas, Transporte y Cancillería).

«Es necesario tener un diseño respecto a la redefinición de los tratados internacionales y sus alcances; y luego definir el rol que tendremos las provincias signatarias en el nuevo proceso”, explicó.

Capitanich destacó el trabajo de Perotti en la propuesta de una comisión que regule el sistema fluvial, con participación de las provincias y roles específicos, teniendo “voz y voto en el diseño de la administración del sistema y en la ejecución de las políticas públicas”.
Entre los puntos clave que integran ese nuevo esquema y que deberán encontrar definiciones está la descentralización del sistema aduanero y los niveles de participación de las provincias “porque de los 3.442 kilómetros no todos tienen la misma competitividad para el desarrollo y para bajar costos”, indicó.

«Si queremos tener una logística integrada necesitamos, en el caso de nuestra provincia, la habilitación del puerto de Las Palmas, junto al puerto de Barranqueras con dragado, señalización y balizamiento; y sobre todo ciertas regulaciones para reducir asimetrías tributarias y previsionales, para lograr que el plus de esta autopista fluvial sea equitativo para todos los países”, expuso.

En cuanto al rol de las provincias, resaltó la necesidad de otorgar un papel clave a los puertos que son estratégicos para canalizar exportaciones. Al respecto, señaló la recuperación de la Compañía Logística del Norte (Colono) para administrar el Elevador de Granos de Barranqueras, y mencionó el “nivel de asociación” que puede tener la empresa con otras provincias argentinas. Allí enfatizó “el rol preponderante del Estado para defender a cooperativas, pequeños y medianos productores e industriales”.

PROA AL FUTUTO RADIO es una realización de Ricardo Ferradas y Marcelo Muchi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here