El encuentro se dio en la sede del Centro de Máquinas de la República Oriental del Uruguay y allí hubo representantes de dicho sindicato marítimo uruguayo, del SUNTMA – marineros -, del SUDEPPU – Patrones – y los del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo de la República Argentina.

Tras el cónclave se empezó a diseñar el  rol que deben asumir los trabajadores fluviales de ambos países para dinamizar la integración, pero no sólo desde las reivindicaciones laborales, sino también en la armonización de intereses económicos, comerciales, culturales, educativos pero principalmente, sociales.

Estuvieron presentes Carlos Kerbes representando al Centro de Maquinistas Navales de la ROU, Mauro Rivero al Sindicato Único de Trabajadores del Mar y Afines (SUNTMA), y Sergio Rocha al Sindicato Único de Patrones de Pesca del Uruguay – Tráfico y Cabotaje. Por su parte Julio González Insfrán lo hizo por el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo de la República Argentina.

Teniendo en cuenta que se trazó una amplia agenda de temas el principal objetivo que se estableció fue la necesidad de resolver un problema de fondo: la falta de trabajo que afecta a los trabajadores fluviales de ambas orillas.

De ésta forma, con esta segunda reunión, los sindicatos fluviales de ambos países hermanos buscan consolidar este acercamiento entre los trabajadores, luego de la primera reunión realizada en noviembre del año pasado en la ciudad de Buenos Aires.

El reclamo de fondo gira en torno a la importancia de implementar un “Desarrollo Económico con Justicia Social”, dado que éste un tema pendiente de resolución en las hidrovías del Mercosur porque hasta el momento, prima una visión economicista y comercial.

El problema que afecta a argentinos y uruguayos en lo fluvial: el «dumping social fluvial»

Una problemática que debe ser resuelta en las hidrovías del Mercosur es la del denominado «dumping social», que opera porque en el bloque regional existen países con legislaciones más precarias con respecto a otros y tal circunstancia está siendo aprovechada por el sector empresario para radicarse en el estado – en este caso Paraguay – con menores costos laborales.

Por ello, la Unión Europea – el espejo del Mercosur – fijó disposiciones sociales comunitarias con el objetivo de igualar los costos sociales de las empresas radicadas en los países comunitarios para evitar que se altere por la vía de una legislación menos avanzada de un estado con respecto a otro del bloque regional, la libre competencia entre las mismas. De esta forma evitaban que las empresas recurran al “dumping social” y se utilicen conceptos como el de “competitividad” para argumentar una pérdida de derechos en el campo laboral.

El objetivo de la integración binacional sociolaboral fluvial

Se ha cuestionado desde hace tiempo que en los procesos de integración regional como el Mercosur ha faltado la participación de los trabajadores: las organizaciones sindicales de todos los países involucrados deben ser los actores sociales de mayor influencia para el logro de una verdadera integración sociolaboral, y no solamente económica.

Los trabajadores fluviales argentinos y uruguayos deberían ser el elemento dinamizador, no sólo de reivindicaciones laborales, sino ir más allá y bregar por una total armonización de intereses económicos, comerciales, culturales, pero principalmente, sociales.

Es por ello que los temas comunes, como la formación profesional, la salud y la seguridad en el trabajo, revalidación de títulos profesionales y los salarios, son importantes, y deben abordarse en clave regional a través de los organismos diplomáticos responsables de administrar las hidrovías del Río Uruguay y la del Río de la Plata.

Atento a ello, es que se hace necesario estimular  la promoción de acciones, como son estos encuentros sindicales binacionales,  dado que persiguen el objetivo de dialogar, fomentar y confratenizar. Porque la integración sociolaboral binacional fluvial debería revistir un carácter prioritario si se quiere fortalecer el proceso de integración regional actualmente en marcha, basado en un modelo de desarrollo solidario e inclusivo.

Además, podrían dar un gran paso para afianzar el vínculo cultural e histórico que une a ambos pueblos nacidos en torno al Río de la Plata y al Río Uruguay porque a uruguayos y argentinos son más las cuestiones que los hermanan que las que los distancian o separan.

De ahí la importancia del pensamiento del poeta oriental Aníbal Sampayo que aseguraba que “el Río Uruguay es un tiento de plata cosiendo dos lonjas de un mismo cuero” y consideraba que “por debajo del agua corre la tierra y esa es de todos: de los entrerrianos, los sanduceros, los correntinos…de toda esa gente que habita a orillas del río Uruguay”.

PROA AL FUTURO RADIO. Marcelo Muchi, Director Periodístico. Ricardo Adolfo Ferradas, Productor General.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here