Por Francisco Bénard.

Mi madre quedo huérfana de padre cuando solo tenía dos años de edad. Hoy tiene 92 años y siente permanentemente el vacío que le dejo esa pérdida personal. Se casó con mi padre que además de esposo fue como un padre para ella. Ello me transmitió siempre su sentimiento de dolor por no haber tenido un padre. Por ese motivo en estas Fiestas de Fin de Año tuve en mi mente el recuerdo del hecho trágico para la Armada, para la Patria y para todos los argentinos de esos 44 héroes que yacen en la tumba del ARA San Juan, en el Océano Atlántico. No son las únicas razones que tengo, de joven quería ser marino, pero como un Almirante amigo de mi padre me dijo que no siempre estaría navegando desistí de ello.  Como bien todos saben soy escritor y poeta y siempre firmo con el seudónimo del “Almirante Imaginario”. Este episodio lamentable siempre será recordado no solo por la Armada sino por todos los argentinos. En las Fiestas de Fin de Año es un momento para la familia y no pude dejar de pensar a esos niños aún pequeños ya huérfanos de sus papás. Quiero dejar un testimonio de lo que verdaderamente siento desde lo más profundo de mi corazón teniendo la absoluta certeza que es el sentimiento de los 40.000.000 de argentinos.

 

 

Héroes del ARA San Juan que seguirán vivos en la memoria de todo el pueblo por toda la eternidad. Que Dios y la Virgen María bendiga a sus familias.

 
Francisco Bénard. Abogado, poeta, periodista.
Asesor de Unir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here