Las barcazas llegan con la mitad de la carga. Aseguran que no hay buenas expectativas de lluvias para los próximos días.

La bajante del río Paraná afecta a la zona de Barranqueras, en Chaco, porque el riacho llegó a 1,97 metros en el puerto y  complica la distribución de combustibles. Las barcazas ingresan con la mitad de la carga  hasta llegar a los muelles de YPF y Shell en Puerto Vilelas, y las expectativas no son alentadoras porque no se esperan lluvias para los próximos días.

Según expertos de la Bolsa de Comercio de Rosario, la situación podría revertirse porque se prevén precipitaciones en Brasil con lo cual aumentará el caudal del Río Paraná, aunque el agua demoraría cerca de 30 días en llegar a la zona más afectada del Gran Rosario.

Desde la Administración Provincial del Agua en Chaco, aseguraron que trabajan en el dragado del riacho para que las barcazas puedan realizar el ingreso para la descarga. Francisco Zisuela, titular del organismo, explicó que, “No es la primera vez que sucede, pero no hay pronóstico de lluvias para los próximos días. Es un problema climático que afecta a toda la región“.

Las autoridades provinciales aseguran que la situación “no es alentadora”, y lo urgente son las precipitaciones que deberían darse en la cuenca del río Iguazú, porque si se registraran en la zona del río Paraguay tardarían 30 días en llegar a la región.

Fuente: Infocampo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here