Campeonato italiano de fútbol Un muerto, peleas y cánticos racistas.

El presidente de la federación, Gabriele Gravina, reconoció que está pensando en suspender el campeonato – el sábado se juega la última fecha de la primera vuelta-, antes del paro por el fin de año: “No lo sé, tenemos que pensarlo. El problema es de orden público, también el hecho de jugar o no”. “Necesitamos algo radical, tenía que ser una fiesta esta jornada y vi cosas inaceptables.

Estoy preocupado por este clima. En San Siro vi a jugadores demasiado nerviosos y lo que ocurrió afuera es demasiado grave. Hablaremos con el Ministerio, el Comité Olímpico y decidiremos”. Sobre los cánticos racistas en contra de Koulibaly, el presidente de la FIGC afirmó:

“Es muy feo todo, el árbitro no suspendió el partido y si cometió errores también se le valorará”. Por último, también criticó al presidente del Nápoles De Laurentiis, que había atacado al árbitro del Inter-Nápoles antes de que se disputara el partido: “Basta ya con ciertas declaraciones. No las volveremos a tolerar”.

29/12/18 proaalfuturoradio.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here