En el último año de su mandato, con la economía en recesión, el desempleo en alza,- este año termina con 180.000 desocupados más que en el 2017,- con una pobreza superior al 33% y en el inicio del cronograma electoral el Gobierno de Cambiemos insiste en modificar la legislación laboral y estudia la vía administrativa para modificar los convenios vigentes, evitando su ámbito natural de debate que es el Congreso.                                                   

Juicios laborales y esquemas de vinculación y desvinculación son los prioritarios, aunque en el último caso, los cambios deberían pasar por el Parlamento.                                                                                               

“Todavía hay que consensuar con algunos gremios” le dijo el ministro de Producción Dante Sica a un grupo de industriales. Los empresarios ven con buenos ojos la baja de cargas patronales que se acordó con algunos sectores sensibles (calzado, textiles, petroleros y los mecánicos de automotores) pero la recesión es más grave de la calculada por el ministro de Hacienda Nicolás Duvojne en su acuerdo con el FMI y el Ejecutivo tampoco tiene margen para resignar más recaudación de la que ya pierde por una inflación anual superior al 45%

Las simplificaciones implementadas en la ley pyme, vigente desde el gobierno anterior, solo alcanza para las firmas más chicas. En el marco de las mesas sectoriales, también aspiran a seguir avanzando con acuerdos específicos, “que permiten la llegada de inversiones”.

PROA Al Futuro RADIO. Producción General: Ricardo Adolfo Ferradas. Dirección Periodística: Marcelo Muchi

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here