En el marco de su campaña “la ciudad tiene remedio” el doctor Marcelo Peretta promueve la producción local de aceite de cannabis con el fin de facilitar su acceso a pacientes con artrosis, autismo, cáncer, epilepsia y parkinson, que hoy deben recurrir a un costoso y burocrático trámite.

La ley 27350 solo autoriza la importación para casos de epilepsia, y deja desprotegidos al resto de los pacientes, que deben recurrir al mercado ilegal, al autocultivo, a la autoprescripción, a distribuidores no profesionales, y al tráfico fronterizo y vía correo del aceite y sus derivados, erogando miles de dólares.

“El aceite puede producirse sin problemas -y a bajo costo- en laboratorios argentinos, tanto a nivel industrial como en fórmula magistral, y su correcta dispensación bajo receta debe ser en farmacia”, afirmó al titular del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos – SAFYB. “Si el aceite es medicamento debe estar en laboratorios y farmacias, de lo contrario crecerá el mercado negro”, finalizó Peretta.

Aunque la ley autoriza al INTA a investigarlo y cultivarlo, y a ANLAP (laboratorios públicos) a producir y comercializar el cannabis, hace dos años que se sancionó la ley y se desentendieron del tema. La Legislatura Porteña ni siquiera adhirió a la ley nacional. Reina la hipocresía.

© 2019 Proa Al Futuro Radio – Prensa Online – El Provincial de Radio Provincia – El Insignia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here