Por Néstor Saupurein. Es indispensable para la población económicamente activa congelada en su trabajo en blanco desde los ´80s, y que solo crece en desocupados, planes y trabajo en negro.

Cancellieri-Seimandi fueron los primeros candidatos a presidir el Astillero Rio Santiago por cuenta y orden de la seccional de ATE ensenada. Pero el primero, ante el repudio y la mofa, renunció públicamente mintiendo que era un trascendido y que jamás había aceptado la postulación. Furiosa, ATE, coordinando con funcionarios de Vidal, lo castigó dejando de pagarle el sueldo. Esto fue duro para el concejal, que compone sus ingresos con el sueldo de Astillero más un plus que le paga la Municipalidad hasta completar su dieta.

Pero tamaña tropelía resultó una buena noticia para la ambición de su segundo, que pasó a encabezar la nueva fórmula presidencial de ATE para el Astillero, Seimandi-Antimi, con idéntico resultado que la anterior. La gente ya no sabía si era una verdad o un nuevo chiste. Por eso, con ambos globos sonda pinchados, dos actores políticos “de peso” salen a darle aire al marplatense Tettamanti, introduciéndolo en el Astillero y en la Legislatura provincial. Golpeados los chanchos, apareció el dueño. Dueño que aspira a ser designado en la zona, aunque sea en la administración del Puerto, y desde allí operar sobre el Astillero, repitiendo lo que hizo en Mar del Plata, Avellaneda, Santa Cruz, Tandanor, etc. Siempre enriqueciéndose, con catastróficos resultados, que se extienden hasta el submarino San Juan inclusive.

El efecto negativo que produjo Tettamanti dentro y fuera de la legislatura, hizo que sus operadores políticos lo guardasen, a la espera de que soplen mejores vientos. Así fue que aterrizó en el escenario el candidato aeronáutico, dispuesto a encabezar el dúo Basteiro-Tettamanti como mascarón de proa, aunque sin mencionar al segundo en primera instancia. Otra vez la reacción popular negativa ante su solo nombre, como en el caso de Cancellieri, amedrentó al candidato, que intentó y aún intenta borrar su aceptación al cargo sin conseguirlo. Ya nadie le cree nada, ni a él ni a sus mandantes que, furiosos, no dan pie con bola.

Lo que estos últimos se niegan a aceptar es que ATE Ensenada es segunda minoría en el Astillero, donde perdió, aunque ganase la seccional gracias a los jubilados, a razón de un billete verde por voto. Y lo que las cuatro minorías que agrupan al total de los trabajadores se niegan a aceptar es que el astillero está mal como para seguir con improvisados a cargo de las decisiones, porque, así tengan buena intención, se los comen la burocracia y las líneas gerenciales surgidas a expensas de la fábrica paralizada. Sin embargo, esto no arredra a la pasión por el cargo de los políticos profesionales, cualquiera sea su signo y su origen.

Contra todo este dislate de ambiciones infundadas y peligrosas, Cadelli-Pérez, un jubilado y un trabajador que también aspiran a conducir la empresa, presentaron, desde el consejo de fábrica del Astillero, públicamente, una agenda que tarde o temprano estará sobre el tapete. Su mayor virtud es también su peor debilidad política. Es el abc del deber industrial y social del Estado Empresario por encima de las roscas del poder. Es lo que el astillero debe hacer, cualesquiera sean sus funcionarios. Incómodos ante la fuerza de este emergente social, que les marca la cancha, todos los anteriores hicieron alianza política en su contra. Pero, así como Cadelli-Pérez se presentan sobre sus propios pies, casi sin banca política, los otros no logran ocultar la falta de proyecto de su protagonismo y viven cada propuesta de estos como una herida que les quita aire.

Salida de zona franca y de lista de privatizaciones + salvamento de grúa del dique, en el río hace 1 año ya + recomposición de contratos Eva Perón y Juana Azurduy con la malamente demonizada Venezuela, paralizados por más de 4 años + cruce por aguas argentinas entre Santa Cruz y Tierra del Fuego adaptando 2 buques de desembarco anfibio para la armada + financiamiento genuino de la industria naval con el FODINN + recuperación del mercado interno de fletes con Transporte por Agua con Reserva de Cargas + recuperación de marina mercante y transporte multimodal con ELMA XXI + desarrollo de proveedores pyme con dirección de obra/garantía de calidad/capacitación de personal, ampliación de su mercado por calificación de registro de proveedores, obtención de crédito transformando el trabajo en capital mediante triangulación de deuda + aseguramiento industrial, comercial y financiero de precios pyme mediante ecuación económico-financiera y actualización por índices oficiales fecha factura/fecha oferta + plan naval argentino para siempre, por 35 años antes de recomenzar el ciclo, para el astillero y toda la industria naval argentina, por 118 graneleros de 75.000 tpb cada uno/39 petroleros de 39.000 tpb/14 portacontenedores de 3.500 teus + crecimiento del astillero a 9.000 trabajadores + crecimiento de proveedores a 13.500 trabajadores + media vida de corbetas meko 140 + ídem meko 360 + terminación  de 2 buques de PDVSA abandonados en Niteroi, Brasil, uno para pymes Berisso, otro para pymes Avellaneda + … Tal vez sea demasiado trabajo para las roscas del sistema partidocrático demoliberal. Pero es vitelo indispensable para la población económicamente activa congelada en su trabajo en blanco desde los ´80s, y que solo crece en desocupados, planes y trabajo en negro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here