Roberto Gonzalez Short enviado especial de PROA AL FUTURO RADIO y PRENSAMERICA INTERNACIONAL.

Cada 15 días un grupo de artesanos y productores de frutas de la región se reunen en la entrada principal del magestuoso templo para ofrecer su producción. Allí se pueden encontrar uvas, aceitunas, aceite de oliva, galletas de nuez y además se transforma en toda una región con mucha fe e historia para conformar un gran Patrimonio Religioso.

Roberto Gonzalez Short dialogó con el Padre Claudio Acevedo López, Sacerdote Diocesano y Párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción de donde depende este Santuario de Santa Filomena.

Padre Claudio Acevedo López

En primer término el religioso envió “un gran saludo muy cariñoso para todo el pueblo argentino donde me tocó misionar en varias oportunidades”.

Gonzalez Short lo consultó sobre la historia de la Virgen y Padre Acevedo López respondió que “la imagen de Santa Filomena llegó aquí desde Italia a través de una familia. La Santa es muy venerada también en Argentina. Es una mártir del siglo segundo y ella nos da testimonio de cómo fue su entrega, como jóven, como cristiana y como discípula de Jesús”.

Agregando sus comentarios respecto a la vinculación que tiene con la gente, el sacerdote, agrego que “la gente le tiene mucha devoción y cariño y ella es muy milagrosa”.

Artesanos y productores de frutas de la región se reunen en la entrada principal del magestuoso templo para ofrecer su producción.

Todo este territorio chileno ubicado en la Quinta Región tiene “mucha religiosidad popular. La gente viene con mucha sencillez a pedirle al Señor a través de ella por sus enfermos, por la familia, por problemas económicos y tuvimos testimonios muy fuertes de que la Santa escucha esas peticiones y realizó muchos milagros”.

Por último el Padre Claudio envió “bendiciones para todos los argentinos quienes son bienvenidos y los recibimos con mucho cariño y mucha fe”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here