El capitán fluvial Julio González Insfrán, vicepresidente de la sección de Navegación Interior de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), secretario de Asuntos Marítimos de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FEMPINRA) y secretario general del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo, analizó las enormes potencialidades de desarrollo que existen en Argentina para las energías “limpias”, que hoy el mundo promueve para preservar el medio ambiente y paliar las causas y las devastadoras consecuencias del cambio climático global.

González Insfrán sostuvo que con sólo desarrollar la infraestructura de centrales hidroeléctricas que se planificaron 50 años atrás (y de las que se avanzó poco más que con Yacyretá) alcanzaría para suministrar energía eléctrica a 100 millones de habitantes: “No es lo mismo construir carreteras que hacer represas y canales de riego; hay que tener una planificación que defina las prioridades”, ejemplificó.

En ese contexto, la recuperación de una marina mercante fluvial y marítima –ambas desmanteladas y prácticamente inexistentes hoy en el país– es estratégica para un desarrollo industrial de la Argentina, destacó el dirigente sindical esta tarde, durante su participación en la conferencia “La Marina Mercante: un puente para las pymes en la Argentina industrial que viene”, realizada en el Hotel Castelar de Buenos Aires y en la que estuvo presente PROA AL FUTURO RADIO para obtener su testimonio.

Además de dar su visión sobre las causantes que llevaron a la situación actual, González Insfrán –quien impulsó las actuales legislaciones para la marina mercante y la industria naval, sancionada por amplia mayoría en ambas cámaras del Congreso Nacional pero vetadas en sus cláusulas de financiamiento por el Poder Ejecutivo– expuso el proyecto que impulsa su sindicato para el diseño y la construcción en astilleros argentinos de buques remolcadores de empuje propulsados a GNL, un combustible cuyo uso se promueve hoy en Europa por sus características ecológicas para el transporte de grandes volúmenes de carga.

“La carga está garantizada, porque la producción de granos aumentará un 40 por ciento en los próximos cinco años”, aseguró González Insfrán, “y hoy salen por año desde el puerto de Rosario entre 80 y 90 millones de toneladas de granos argentinos, que son transportadas en su totalidad por barcos extranjeros”. El secretario general del Centro de Patrones abogó por la necesidad de un sistema integral multimodal de transporte, que combine racionalmente las ventajas del ferrocarril, los camiones y el transporte naval para cada tarea específica, como clave para un desarrollo industrial estratégico.

La cobertura estuvo cargo del periodista Marcelo Rodríguez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here